15.7.10

¿Se te perdio un piano?

Hace un tiempo, cenando con un conocido/amigote de domari, el buen hombre nos conto que amaba tocar el piano. Pero como estaba "de paso" por NY no tenia  ninguna intencion de comparse uno. Ademas de ser carisimos, yo imagine que el pibe deberia vivir en un mini monoambiente y que un piano no le pasaria ni por la ventana. Se que no esta bien prejuzgar y quizas el cheibon se bañe en Champagne y fume por las noches Montecristos en su penthouse del Upper West... pero vamos, a quien quiero engañar. De ser asi, tendria no uno sino 4 pianos, y no hubiera venido en bici al restaurante donde nos encontramos. ¿O si?  El tema es que este hombre en vez de comparse un piano, pagaba por mes x cantidad de plata para hacer su musica en un piano alquilado (no recuerdo donde). Copado, ¿no?

A que viene todo esto... a que un dia, a fines de Junio, me tropece con un piano en la calle y me acorde de la historia del amigo pianista y no pude evitar mirar con ansiedad a la persona sentada en el banquito moviendo los dedos y haciendo musica. Pero no, no era el.

[Greeley Square. Broadway y la 33]

Del 21 de Junio al 5 de Julio,  Sing for Hope  y el artista britanico Luke Jerram llevaron musica a las calles de Nueva York. Sesenta (60) pianos fueron estrategicamente 'plantados' por calles, plazas y lugares publicos de Manhattan, Queens, El Bronx, Brooklyn y Staten Island.  Por medio de la muestra Play me, I'm Yours, no solo lograron que la gente haga musica con total libertad  (y sin gorrito cerca), sino que intentaron una via mas de comunicacion y coneccion entre la diversidad de gente que patea todos los dias estas calurosas calles newyorquinas.

Sing for Hope es una organizacion sin fines de lucro que conecta artistas profesionales con programas de servicios voluntarios. Su fin: acercar la musica y el arte en general  a escuelas, hospitales y comunidades. En terminos mas directos: hacer el arte accesible para todos.

[piano en Herald Square]

Luke Jerram es un artista britanico. Multifacetico y daltonico.  Los invito a entrar a su pagina y leer sobre el,  por que bien vale la pena. Personalmente a mi me gusta mucho y mas aun por que es prueba fehaciente de que ningun impedimento fisico deberia frenarnos para lograr lo que anhelamos SER y HACER en nuestra vida. No es que ser daltonico sea el fin del mundo... Sere sensiblera, pero admiro tanto tanto tanto a la gente que, a pesar de tener algun que otro mecanismo no del todo aceitado (para decirlo de alguna manera ) logra hacer uso de esa "desventaja", la da vuelta completamente y la convierte en una ventaja, en una obra de arte, en un invento, en un regalo hermoso para nosotros, los simples mortales. 

Aca, mas fotos, mas pianos y alguna que otra cosa que vi por las callejuelas de esta ciudad: 


 [el mismo groso que arriba, pero estaba tan copado este señor que se merecio mas fotos!]

[despues de caminar desde la calle 33 hasta la 50, con 35 grados ... esto hubiera sigo una buena alternativa]

[esa mujer No tenia cara de buenos amigos...]

[pero a nadie le importo, parece ...]

Y, finalmente,  llegue a Times Square, y antes de encontrarme con el piano mas iluminado del mundo miren quien se tomo un recreo para fumarse un puchito... 

[la novia del cowboy mas famoso de NY!]

[ella tambien es "famosa". Uds. que se creian? y los tips: en la bota por favor]

Hay tanta gente en esta parte de Manhattan que fue todo una aventura encontrar el maldito piano, pero esquivando la chusma (nota: todos miraban a la Cowgirl, nadie le daba ni cinco de bola al pobre pianito) logre verlo y oh sorpresa, estaba v a c i o. Asique me sente un rato en el banquito y nada ... espere que alguien me eche, por que lo que salia de ahi, les aseguro, no era nada cercano a una nota musical. 

[me fui sin que me echaran y le deje el asiento calentito a ella...]

[Piano en Times Square. ¿Donde habra ido a parar esa filmacion?]

Me relaje unos minutos en unas sillas que hay por ahi tiradas, para el turista de pies cansados, tome fuerzas, un te frio y me raje de ese infierno. Proxima parada Wall Street. Sabia que ahi habria mas pianos esperandome (y tambien mi parada de subte, que me devolveria felizmente a mi hogar) 
 
[Stone Street, Downtown Manhattan]

[en busqueda del piano]

[con todo lo que camine esta ciudad, ¿como nunca descubri esta callecita?!]

[6 pm no se labura mas por hoy. A disfrutar!]

Y segui camino, me tropece con un par mas de pianos y con la alegria de haber descubierto un pedacito de esta ciudad que aun no conocia.

pdi: esta callecita adoquinada y tan 'europea' se merece otra visita y quizas se convierta en otro paseo para compartirles.
pdii: se esta cocinando la 3.entrada de la serie: 'exploto el verano'

2 comentarios:

M. Constanza (Connie) dijo...

Clara qué buenas cosas que descubrís! Cuántas cosas pasan en La Ciudad y claramente, no importa cuántas veces uno la haya visitado... No la conozco! Esta entrada como la de buscando a Wally merecen difusión! Son buenísimas!
y yo me pongo cada vez más ansiosa por ir a visitarte!
besos

Mariana - dijo...

Q buena onda musical en la city! En Argentina se afanarian los pianos!!! Muy bueno!
Mori con lo parejita de cowboys semidesnudos. Por suerte la huevada no se cobra, sino estarian en bancarrota.